Fútbol femenino colombiano implanta la semilla

Apuestas de Fútbol
Casas de Apuestas Deportivas

Las grandes historias se construyen a pulso, sembrando la primera semilla con sudor. Así surgió la historia del fútbol femenino colombiano que, a pesar de tener antecedentes desde 1998, se potenció en la última década gracias a los resultados de la Selección Tricolor.

Las participaciones consecutivas en Mundiales (2011 y 2015) y Juegos Olímpicos (2012 y 2016) hicieron notar a un grupo de mujeres que no contaban con recursos ni un sistema organizado para poder competir ante la élite: Estados Unidos, Alemania, Brasil, entre otros.

Pendientes de esta irrupción del género femenino, y de las súplicas para crear una liga profesional para ir dejando el amateurismo, la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano (Dimayor) -que desde 1948 desarrolla el torneo de los varones- decidió crear una Comisión del Fútbol Femenino, que empezó a organizar una competencia en el 2017.

Tras los estudios, se estableció que la primera liga para damas, llamada Liga Águila por el patrocinador que tiene el convenio con Dimayor (Bavaria, productora de la cerveza Águila), arrancaría con 18 equipos, todos clubes varoniles afiliados a la entidad rectora del balompié cafetero, aunque algunos encopetados como Atlético Nacional, Independiente Medellín, Millonarios, Junior y Tolima no asistieron a la primera edición.

Aún así, las protagonistas celebraron contar con el primer certamen profesional, sus primeros contratos con prestaciones de seguridad social y la posibilidad de competir para aumentar su nivel y, así, beneficiar al combinado tricolor. No obstante, en el país no se contaba si quiera con un centenar de jugadoras para integrar las escuadras, por lo que se recurrió a la importación de representantes venezolanas, dominicanas, salvadoreñas, etc.

En Masgol podrás encontrar apuestas por los encuentros de la Liga Águila femenina. ¡Ingresa ya!

De esta manera, con los 18 equipos nutridos, se implantó que la dinámica de la cita fuera de tres grupos de seis escuadras, ubicadas por cercanía regional. Pasaban a los cuartos de final los dos mejores de cada zona y los dos mejores terceros. Además, se quiso que se empezara con la televisación de uno de los partidos de manera semanal, quedando a cargo de Win Sports.

Con el pitazo inicial del 17 de febrero de 2017, con victoria de Cortuluá en casa del Deportivo Pasto (2-1), rodaron las ilusiones de las damas. No obstante, a lo largo de todo el certamen fueron Envigado y Santa Fe quienes comandaron con 10 victorias en 10 juegos. En play offs, Huila dio el “batacazo” sacando a las envigadeñas y fue el cuadro Cardenal, como lo hizo también en varones, el primer campeón de la cita femenina ganándole a las huilenses. Las rojiblancas obtuvieron el cupo a la Libertadores y una serie de ida y vuelta contra el campeón de la Liga Española, Atlético de Madrid.

Apuestas por el fútbol femenino colombiano

apuestas por la selección femenina colombiana

Imagen extraída de la página oficial de la Federación Colombiana de fútbol http://fcf.com.co

Para 2018 se presionó a los otros equipos que no participaron para que armaran sus propios planteles y enriquecieran la cita, aunque solo acudieron al llamado cinco elencos más. Independiente Medellín y Millonarios decidieron no asistir al certamen del año actual, por lo que se instauró un sistema para 23 escuadras, descartando utilizar la figura de ascenso y descenso.

Nacional, Junior, Tolima, Bogotá y Atlético FC se sumaron a la iniciativa de la segunda competencia profesional de damas, que en esta ocasión se divide en cuatro zonas: la A, B y C son de seis elencos; mientras que la D se compone de 5. Para los cuartos de final se clasifican las dos mejores de cada zona, en las que todos los integrantes se enfrentan a ida y vuelta.

En esta ocasión, las apuestas deportivas apuntan a Santa Fe, Junior y Nacional, escuadras que se armaron de buenos valores que esperan seguir dándole brillo al balompié femenino colombiano, que espera empezar a competir con lujos de detalle con las competencias de élite.