Apuestas de Tenis

Hacer apuestas de tenis en Colombia

Una cancha grande. Una bola pequeña. La simple ayuda de una raqueta. La responsabilidad del que saca. La tensión del que resta. El silencio del público. ¿Hay algún deporte que se le corte tanto la respiración al espectador? Añádele a todos estos ingredientes una apuesta al tenis, y lo convertirás en el juego más interesante del mundo.

El tenis es el deporte de raqueta más célebre que existe, pero no lo fue así en sus orígenes. Y es que fue en Francia donde nació la primera versión de este deporte, pero en sus inicios los jugadores únicamente golpeaban la pelota con la palma de sus manos. De ahí viene su nombre, “ten ez”, que en francés significa “¡ahí va!”. Pronto se empezó a usar la raqueta y el deporte traspasó fronteras, siendo muy popular entre las clases altas del Reino Unido.

El tenis es un deporte mágico porque nunca sabes cuánto puede durar un partido. No es un deporte de cronómetro, sino de objetivos: cada jugador/a deberá ganar un determinado número de sets para llevarse el encuentro. Un partido muy desequilibrado puede estar solventado en menos de una hora, pero uno muy igualado puede prolongarse durante varias horas. De hecho, el partido más largo de la historia se dio en el torneo de Wimbledon de 2010, cuando el estadounidense John Isner y el francés Nicolas Mahut tuvieron que emplear más de 11 horas para decidir el ganador, que finalmente fue Isner con un resultado de 70-68 en el último set.

Y es que en el tenis el objetivo es ganar un set más que tu rival. Durante cada set, los dos participantes (o las dos parejas) se alternarán el servicio y el resto, siendo el que está al servicio el favorito para llevarse el juego, debido a que comienza imponiendo el ritmo de juego con mayor potencia. En cada juego, el tenista deberá ganar cuatro puntos, pasando por una escala irregular (15 – 30 – 40 – juego) con una diferencia de dos puntos sobre su contrincante. En caso de llegar al empate a 40, se jugará a un desempate hasta alcanzar los dos puntos de diferencia.

El primero en llegar a seis juegos conseguidos será quien gane el set, siempre que lo haga con dos juegos de diferencia sobre su rival. Si se llega a un empate a 5 juegos, se jugarán dos juegos extra para alcanzar los 7 juegos. En caso de que se empate a 6 juegos, se disputará un tie break, donde los tenistas deberán alcanzar los siete puntos con una diferencia de dos puntos sobre el rival (en algunos torneos, se inhabilita la opción del tie break en el último set, por lo que se deberá jugar hasta llegar a dos juegos de diferencia).

Una de las características que marcan el juego del tenis es que la pelota solo puede botar una vez dentro del rectángulo que delimita la pista. Por lo tanto, el que golpea la pelota deberá intentar hacer que bote en el campo del rival con la mayor potencia y precisión posible, mientras que el que recibe la pelota deberá evitar que ésta bote dos veces en el suelo.

A lo largo del año, hay cuatro torneos que marcan la actualidad del tenis, el llamado Grand Slam, conformado por el Open de Australia, Wimbledon, Roland Garros y el US Open. Los mejores tenistas del mundo se dan cita en estos y en otros muchos campeonatos menores regidos por la ATP (masculino) y la WTA (femenino), para elaborar un ránking anual con los mejores tenistas del mundo.