Copa Libertadores

La historia de los equipos colombianos en Libertadores es amplia, aunque no gloriosa: hasta el momento solo hay dos elencos campeones, Atlético Nacional y Once Caldas. De hecho, la tradición marca que a los cafeteros les cuesta figurar en terreno internacional.

Después de 19 ediciones en las que uruguayos, brasileños y argentinos se peleaban todo, Deportivo Cali se inmiscuyó en la final contra Boca Juniors, cayendo goleado 4-0 en 1979.

En la década de los 80 se dio, quizás, el hecho más insólito para un equipo en la historia del certamen: América de Cali jugó tres finales seguidas, entre 1985 y 1987, cayendo en todas con Argentinos Juniors, River Plate y Peñarol. A eso se le conoció como la Maldición del Garabato porque, sin duda, el cuadro rojo tenía la mejor nómina de Suramérica.

En 1989 se dio, luego de casi 30 ediciones, el primer campeón criollo: Atlético Nacional. Con una nómina de puros nacionales como René Higuita, Leonel Álvarez, Albeiro Usuriaga, Andrés Escobar, entre otros; derrotó a Olimpia en penales, después de igualar 2-2 en la serie, y se quedó con el certamen.

En 1995 fue el mismo cuadro verde quién llegó a la definición, pero no pudo con Gremio (4-2). Un año más tarde, América de Cali vio escapar otra Copa Libertadores al caer con River Plate (2-1). Al final de la década, Deportivo Cali tuvo otra oportunidad para triunfar, pero cayó en los penales luego de un 3-3 en el global contra Palmeiras.

La hazaña más importante de los colombianos en Libertadores se dio en 2004, cuando un austero Once Caldas se llenó de amor propio y pateó el tablero, venciendo a Boca en los penales (igualaron 1-1 en la definición) y se hizo al trofeo. En esa edición dejó atrás grandes como Santos y Sao Paulo. Era dirigido por Luis Fernando Montoya, conocido por el triste atentado que lo dejó sin movilidad desde el 2002, y tenía baluartes como Juan Carlos Henao y Arnulfo Valentierra.

Catorce años después se dio el regreso de una escuadra cafetera a lo más alto de esta Copa: Atlético Nacional. Con un fútbol lírico profesado por Reinaldo Rueda, el Rey de Copas conquistaría su segundo certamen continental al vencer 2-1 Independiente del Valle. Contó con hombres de gran calibre como Macnelly Torres, Alejandro Guerra, Miguel Borja y Franco Armani.

Sin duda, al fútbol colombiano aún le queda mucho por crecer en el plano internacional, pero sus equipos han intentado agarrar protagonismo. Con el actual sistema, son cuatro escuadras de esta nacionalidad las que ingresan a disputar el torneo: dos a fases de grupo y dos a zonas clasificatorias.

Historia general de la Copa

Es el torneo de clubes más importante de América  porque congrega a los 10 países adscritos a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Se generó en honor a los libertadores de la mayoría de países de Suramérica (Simón Bolívar, José Artigas, Bernardo O’Higgins, José San Martín, entre otros).

Se han formado algunas leyendas del certamen como el Peñarol de Alberto Spencer, el Santos de Pelé, el Estudiantes de la garra y mística pincha, el Independiente de Ricardo Bochini, el Boca Juniors de Carlos Bianchi y el actual River Plate de Marcelo Gallardo.

Desde sus inicios hasta 2004 (salvo en 1999), el campeón jugó la Copa Intercontinental contra el triunfador de la Champions League, siempre poniendo en juego esa rivalidad entre Europa. Ahora el que se impone va al Mundial de Clubes.

Debido a la calidad de conjuntos y por aportar la mayoría de campeones, Brasil (7) y Argentina (6) cuentan con más representantes en la cita, mientras que el resto de países, incluido Colombia, solo cuatro.

Ranking de la Libertadores

Independiente, con siete trofeos, ganando cuatro en 1972 y 1975 con la representación del maestro Ricardo Bochini, es el rey de esta competición. Después le sigue Boca Juniors (6), Peñarol (5), River Plate y Estudiantes (4).

En la tabla histórica de puntos es el cuadro de la Banda Cruzada quien comanda, con 600 unidades, seguido por Nacional de Uruguay (593), Peñarol (564), Boca Juniors (495), Olimpia (431) y Cerro Porteño (391).

El jugador con más presencias es el exarquero paraguayo Hugo Éver Almeida (113 partidos), seguido por el colombiano Anthony de Ávila (94) y el boliviano Vladimir Soria (93). En cuanto a goleadores se reporta Alberto Spencer (54 tantos), Fernando Morena (37) y Pedro Rocha (36).