Liga Betplay

La Liga Betplay se considera como uno de los mejores rentados del mundo, de acuerdo con el ranking que elabora anualmente el Instituto de Historia y Estadística de la Fifa (IFFHS). El sexto lugar ocupado en 2017 (ocupó el segundo en 2016) se sustenta en la aparición de los futbolistas colombianos europeos y la destacada actuación del seleccionado en el Mundial de Brasil 2014 y Rusia 2018.

Repaso del fútbol profesional colombiano

La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) se creó en 1948 y en ese mismo año se dio paso a la creación del primer torneo profesional, siendo Santa Fe el campeón entre 10 clubes. A partir de allí, emigraron jugadores de la talla de Alfredo Di Stéfano y Adolfo Pedernera (a Millonarios), en la famosa época del Dorado.

Este fenómeno provocó que el fútbol profesional se enriqueciera, atrayendo a más equipos y a jugadores internacionales de otros países suramericanos. Se siguió probando en la modalidad el torneo: se rotó entre el todos contra todos, luego dos cuadrangulares finales y un hexagonal entre los mejores.

Después de la nefasta época de la influencia del narcotráfico (1975-1995, apróximadamente), en el que los carteles dominaban los prinicipales equipos, se da un punto de giro en 1989: Atlético Nacional ganó la Copa Libertadores e impulsó la base de futbolistas que regresarían al combinado colombiano a un Mundial (Italia 1990).

En 1991 se configura la Segunda División (categoría B, hoy Torneo Betplay), haciendo que el último de 16 descendiera y el mejor de la otra categoría se quedara con su cupo. En 2002 se acaban los torneos largos y empieza el tema de los dos campeonatos por año: Apertura y Finalización. Quedan 18 elencos en la primera división y al final de cada semestre, los ochos mejores de la tabla se reparten en dos cuadrangulares y, el de más puntos de cada zona, pasa a definir al campeón.

Cambio de nombres de la Liga

Los patrocinadores han modificado el nombre de la competencia: todos recuerda la Copa Mustang, o la Liga Postobón y la Liga Águila, que estuvo desde 2014 hasta 2019. Además, tiene certámenes adyacentes como la Copa Colombia (retomada en 2008) y la Superliga, que desde el 2013 mide a las campeones de los dos semestres del año anterior.

Fue en 2019 cuando Betplay, bajo una oferta de 8 millones de dólares, se convirtió en el principal patrocinador de estos certámenes del fútbol masculino colombiano, poniéndole su nombre hasta, por lo menos, cinco años.

Las Copas Libertadores de Nacional (2) y Once Caldas, la Suramericana de Santa Fe, el gran Mundial 2014 de la Tricolor y la aparición de figuras en los principales clubes del Viejo Continente, han expuesto la liga local al panorama internacional, tanto que los principales reclutadores del mundo llegan al país para quedarse con las nuevas promesas.

Además, el crecimiento económico a partir de la repartición equitativa de derechos de televisión para los socios Dimayor (aquellos con historia en el rentado) y el incremento a 20 elencos en la primera A desde 2015, con dos ascensos y descensos incluídos (los últimos de un promedio de tres años son los que bajan a la B), han relanzado el interés.

¿Cómo es el formato de la Liga Betplay?

Para esta Liga Betplay 2020 se ha modificado el sistema de competición: ahora hay doble fecha de clásico y en las finales se jugará, durante el primer semestre, unas semifinales entre los cuatro mejores de la fase regular para darle espacio a la preparación para la Copa América 2020. Para la Liga Betplay-2 no se sabe aún cuál será el formato.