Apuestas de Baloncesto

Hacer apuestas de baloncesto en Colombia

El baloncesto es ese deporte en el que no hay nada decidido hasta el último minuto. El ritmo vertiginoso de los partidos, el intercambio de canastas y la variedad de sistemas en el juego hacen que este sea uno de los deportes más atractivos para el espectador y para los apostantes.

Un deporte que nació en Estados Unidos de manos del profesor James Naismith, que tuvo que llevar a cabo un proyecto en el que sus alumnos se divirtiesen dentro del gimnasio en los fríos días de invierno. Para evitar balonazos y destrozos, una de sus premisas sería que el cesto estaría situado a mayor altura que las cabezas de los alumnos, obligando a que los lanzamientos fueron suaves y en parábola. Y, desde ahí, una evolución e internalización imparable que ha convertido al baloncesto en uno de los deportes más seguidos del mundo.

El baloncesto es uno de los deportes más complejos a nivel de reglamento, puesto que existen decenas de variantes y penalizaciones que lo convierten en un juego en el que la técnica predomina sobre el resto de factores. El objetivo primario del baloncesto es sumar la mayor cantidad de puntos, mediante el enceste del balón en un aro que está situado a 10 pies de altura (3,05 metros). Para ello, podrán sumar 1 punto desde la línea de tiros libres, dos puntos con los lanzamientos desde dentro del arco y tres puntos con los lanzamientos desde más allá de la línea del arco.

En el baloncesto hay cinco jugadores por equipo dentro de la cancha, divididos entre las posiciones de base, escolta, alero, ala-pívot y pívot. Mediante la defensa, el bote del balón, el pase, el dribling, los rebotes y el lanzamiento a canasta, los equipos tratarán de sumar el mayor número de puntos teniendo en cuenta uno de los factores que convierten al baloncesto en puro espectáculo: deberán hacerlo antes de que se agoten los 24 segundos de posesión de cada ataque.

Los partidos suelen contar con 40 minutos, divididos en cuatro cuartos de 10 minutos de duración (excepto en el baloncesto estadounidense, donde los partidos duran 48 minutos de 12 minutos por cuarto en la NBA, mientras que en la liga universitaria la duración es de 40 minutos divididos en dos mitades de 20 minutos cada una). La cuenta atrás del cronómetro se para cada vez que el juego se detiene, y los entrenadores cuentan con un limitado número de tiempos muertos para reconducir la estrategia de los equipos.

Los cambios en el baloncesto son ilimitados: los jugadores pueden permutar tantas veces como el entrenador lo desee, siempre y cuando el juego esté parado. Un jugador podrá hacer un número máximo de faltas personales antes de ser descalificado, pero el equipo podrá reemplazar al jugador expulsado por otro que esté en el banquillo. SI los encuentros llegan a su final con empate en el marcador, se jugarán tantas prórrogas de cinco minutos sean necesarias hasta que se desempate el encuentro.

Raro es un partido que no cuente con más de 50 canastas, cambios de líderes, remontadas, jugadas espectaculares o el resultado abierto hasta el último cuarto, por lo que las cuotas de las apuestas en este deporte siempre presentarán emoción hasta el último instante.